Cómo animarte a las nuevas oportunidades

No se puede encontrar nuevas oportunidades sin adentrarse en nuevos entornos. Cambiá el chip conectándote con alguien que nunca hayas conocido antes o publicando en algún lugar donde nunca te hayas dado a conocer. ¡Estas nuevas redes pueden brindarte oportunidades que nunca hubieras encontrado de otra manera.

1. Mantené tu mente abierta.

Cuando una nueva oportunidad te encuentre, no te apresures a rechazarla. Sí naturalmente comenzas a enumerar los pros y los contras de todo lo que haces, aprovechá esta oportunidad para mantener tu mente abierta a las cosas que se te presenten. Decir que sí a las nuevas oportunidades significa hacer cosas que te saquen de tu zona de confort. Y eso siempre es positivo.

2 .No dejes que nada te detenga.

Acá es donde podés deshacerte de tus miedos y asumir con confianza las cosas nuevas que la vida te brinda a vos y a tu negocio. Dejá de lado la mentalidad que dice que no estás lista o no tenés las habilidades suficientes para aprovechar esta nueva oportunidad. Esto se te presentó por una razón y queremos que la tomes como una señal para que lo hagas. Fuera miedos. Pero de eso hablaremos en el punto más abajo.

3.Ser positivo sobre lo que vendrá.

Creer que las oportunidades que se presentan en tu vida y que existen para ayudarte a crecer como persona y como persona dueña de un emprendimiento o como freelancer. Hay mucho que aprender de cada nuevo proyecto, un nuevo cliente y una nueva tarea que asumís. Pensá positivamente en los desafíos que vas a enfrentar sabiendo que valen la pena a largo plazo.

No tenerle miedo al cambio.

Siempre puede suceder que hacer algo nuevo nos da pánico. Pero si pensas en lo positivo, vas a tener una historia interesante para contarles a tus amigas cuando hayas hecho algo osado. Algunas de las mejores historias provienen de cometer errores y desordenar cosas.

Una vez que te animas a hacer algo nuevo, tenés  la experiencia y los puntos de confianza que generó este nuevo cambio. Sea lanzar un nuevo producto, una nueva estrategia de venta o incluso mudarte de país. Nadie te puede quitar eso, incluso si no sale perfecto. Eso ya es un hecho.

Vas a aprender algo sobre ti misma que no sabías, y eso es invaluable. Por lo general, lo que se aprende es que sos capaz de más de lo que pensabas. Esa es la lección más poderosa que cualquiera puede tener a animarse al cambio.

Estamos ansiosas por ver el progreso realizado para tu negocio a medida que te abrís a nuevas oportunidades y las ves aparecer en tu vida. Siempre con precaución y sin abrumarte también.