Tu hora mágica

Cuando estaba en la secundaria tenía un dilema que fue mi primer aprendizaje de la gestión del tiempo. A las 6 de la tarde era mi hora mágica, me sentía con energía y era el momento ideal para hacer la tarea y estudiar porque mis hermanos estaban en el club y había silencio (sino me dispersaba). Pero, al mismo tiempo a esa hora daban Casi Ángeles, y acá fan n°1 de Cris Morena, me era impensable perdermelo. 

El dilema era clarísimo: producción vs. recreación. Y más profundo aún era qué rutina elegía, porque si un día miraba el programa y no estudiaba, no iba a haber mayor problema; pero si todos los días en mi mejor momento de concentración, yo miraba la tele iba a terminar sin aprender lo que quería.

De esto se trata tu hora mágica → ¿A qué hora sos más creativa y podes producir mejor? ¿A qué hora estás en modo relax o robot?. Puede ser que no sea una hora en especial, sino un día (por ejemplo martes y jueves trabajo hasta tarde, entonces miércoles y viernes arranco con una rutina distinta).

El canje que tenés que aprender a hacer con vos misma

Conocer tu hora mágica, tus momentos que SÍ y tus momentos que no, los espacios donde trabajas mejor que otros, es clave para que la productividad se active. Ser productiva no es producir a todo momento y con toda máquina, sino conocer cuándo producir y usando qué. Por esto necesitas aprender a negociar con vos misma.

A continuación te dejo algunas sugerencias:

  • Tus momentos más creativos → aprovechalos para crear o producir cosas nuevas .
  • Tus momentos de mayor concentración → usalos para hacer cosas estratégicas o que requieran cierto esfuerzo (como revisar, hacer modificaciones, contestar mails importantes, tener reuniones productivas, etc).
  • Tus momentos “sandwich” o que te quedan colgados entre actividades → usalos para comunicación operativa: mensajes de wapp, llamaditas telefónicas, contestar mails que no sean tan importantes, contestar redes, etc.
  • Tu primera acción → elegí cómo empezar tu rutina, antes de que empiece el día. Noche anterior proponete horario para despertar y primera actividad (que te sugiero que sea para vos: desayunar tranquila, bañarte con tu musica preferida, meditar, hacer actividad física, leer, etc).
  • Tu última actividad productiva → asegurate que sea a un horario que la cabeza todavía funcione y que tengas energía, sino es mejor hacerlo al día siguiente (no como procrastinación, sino como una programación de agenda).
  • La última acción del día → agradecer siempre. A vos, a tu Dios/Universo/Cosmos/Gurú/LaVida, a quienes se cruzaron en tu camino ese día y a las lecciones que tuviste. Yo me tomo un momentito para plasmar en mi agenda 1 cosa que me funcionó y 1 que no funcionó o me hubiera gustado que sea distinta.

Por último, un aprendizaje que me quedó de hacer tanto resumen para la facultad en hojas de papel: Cuando “desperdiciaba” una parte del papel arriba para escribir espaciado, terminaba escribiendo todo amontonado al final de la hoja para que me quede la idea principal en la misma página. Bueno, por analogía, me pasa lo mismo con la rutina → los minutos que perdía a la mañana haciendo zapping en Instragram (actividad que no me aportaba valor), después los buscaba el resto del día para hacer actividad física, meditar, leer, desayunar tranquila (actividades que me aportaban valor). Corría a la tarde por el tiempo que no me daba a la mañana.

Regalate encontrar tu hora mágica y tu momento clave de la semana. Animate a testear cuando te funciona mejor cada actividad y cuando necesitas descanso. Tenete paciencia si son hábitos que estás incorporando por primera vez (prioriza con cual empezar, no quieras arrancar con todos juntos → porque pues frustración), a mí por lo menos me llevo varios años “coordinar” mi agenda y mi energía.

Bonus track → Herramientas claves para tus horas

*Ordenadas según el uso que le doy para la gestión de mi tiempo, pero si no conoces alguna entra a mirar de qué se tratan.

  1. Google calendar
  2. Google Keep
  3. Agenda de papel o bitácora
  4. Habit Tracker
  5. Trello
  6. Calendly
  7. Bullet Journal
  8. Planners mensuales, semanales, diarios
  9. Asana
  10. Monday

PD: Si te animas compartinos tu experiencia, hagamos Club.

Sofi (@barbottisofia)